DAZA dice: ¡COLOMBIA merece una nueva visión POLÍTICA, que genere confianza y seguridad, para TOD@S!

 

No es raro que en Colombia un político hable de otro político, despotricando de su contendor e identificando sus falencias, y porque no decir, de sus actos inapropiados de su pasado, poniendo en tela de juicio la ética y la moral de su opositor, deshumanizando al otro como ser humano y social.

Acto que para el pueblo, le es tan natural, que ya, es parte de la cultura, y para asumir este acto lo justifican con una vieja regla, que dice: “esto me lo contaron, y la persona, que me lo dijo, es muy seria”. Sin embargo, estos hombres y mujeres, que se hacen llamar políticos y a lo sumo padres de la Patria, lo único que alcanzan, es dividir al pueblo, polarizar los derechos, deberes y obligaciones, que ellos imparten para su liderazgo ante un pueblo.

“Sin principios no hay dignidad y sin dignidad no hay ética política”

El poder político, que un hombre anhela y sueña, es tener, a su contendor derrotado, y sí a ello, le agregamos, su ansiedad sobre el poder capital y la egolatría sobre sí mismo, anclado al complejo de Edipo, a gran líder el pueblo elije.

Ante este malestar cultural y social, el pueblo, se ve obligado, sometido, esclavizado, a honrar a estos hombres y mujeres, como si fueran su salvación eterna, en su existencia.

No sé por qué, el pueblo tiene que apelar y recordar a los partidos políticos y a sus líderes, “La política se define genéricamente como el arte de lo posible” lo cual va unido a la búsqueda de consensos para gobernar, a un pueblo, que satisfaga el desarrollo integral de sociedad, para así, realizar oposición o cambio de poder política.”

No veo con buenos ojos de pueblo, las elecciones para cada periodo gubernamental, se desencadena un imaginario oscuro para el futuro del pueblo, se supone que el futuro del pueblo, está en los ideales y sueños del político para con sus electores, es la primera obligación de un profesional de la política; Pues ni imaginación, ni futuro, asoman en la política de nuestro País…., solo personalismo y afán de poder.

COLOMBIA merece una nueva visión POLÍTICA, que genere confianza y seguridad, para TOD@S, donde los odios entre partidos, líderes y el pueblo ya no tengan esa lectura superficial,  “el poder tras el poder”

Pueblo Colombiano, es hora de sincerarse, no ser parte de ese grado de egolatría y egoísmo de estos hombres y mujeres que aspiran gobernar nuestro erario, no ser parte de la esclavitud política anodina,  es el momento de elegir al líder político, que no se deje dominar por la traición y el engaño a la Patria, por la ambición de tener lo que no es merecedor.

Una vez lo expuse, “la ética política debe orientar a los pueblos, al proceso a acceder al poder, para así, regular el ejercicio del poder y normatizar los métodos para mantener o aumentar el sentido del poder.”

Esta es diferente a la ética común, al menos en el sentido trivial de que la política es una profesión regulada por un código moral especial. Y es ahí, donde debemos de poner nuestro voto, un voto para un líder político emanado en la ética del ser, como ser humano, de la ética profesional que versa sobre los actos privativos de la política, obligado a este líder político,  actuar acorde con la buena fe del pueblo y con la conciencia de su existencia, como agente políticos.

Impactos: 17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares