Reducir los gastos del Estado Escrito por Hernán González Rodríguez

Con esta autorización se viabiliza el manejo de los recursos de operación del Banco.

Coincido con los escasos analistas económicos que consideran que, para Colombia, tanto o más importante que elevar los impuestos, figuran reducir hoy: los gastos del Estado, la evasión y la elusión tributaria, así como algunas exenciones al declarar rentas.

Comienzo por recordar que el excontralor, señor Edgardo Maya Villazón, mencionó poco antes de retirarse, que habían ascendido los subsidios desembolsados por el Gobierno en 2017, conocidos como gasto público social, a la suma de $119 billones, o sea, nada menos que uno de cada dos pesos de los $224 billones del presupuesto del Gobierno Central para el año citado.

A los pocos días publicó en Portafolio la vicecontralora, Gloria A. Alonso M. una excelente aproximación a los $119 billones, de la cual tomo y elevo en uno por ciento los porcentajes de su artículo para cuadrar fácilmente las cifras a continuación.

Para gasto público social total se destinó en 2017 el 10%, unos $80 billones sobre un PIB de $800 billones. Los $80 billones se dividen así: para educación 33%, para pensiones 28%, para salud 18%, para servicios públicos 7%. Pero a esta cifra deben sumarse los recursos que la Nación transfiere a las regiones a través del Sistema General de Participaciones, $40 billones, un 5% del PIB. Total: $120 billones.

Y concluye la vicecontralora: “En un estudio presentado por la Contraloría General de la República en el 2017, se evidencia la urgente necesidad de una reforma a este sistema, por cuanto la asignación de recursos dista mucho de cumplir con los propósitos de equidad regional para los cuales fue creada”. Digitar por Google: Portafolio subsidios y gasto público.

Entiendo que la DIAN estimó, para la evasión y la elusión tributarias en 2018, las sumas de $14 billones para IVA, $8 billones para renta y $2 billones para impoconsumo. En total $24 billones.

El autorizado analista económico, señor Salomón Kalmanovitz, señaló en 2016 que las exenciones tributarias del país absorbían el 8% del PIB. Que si se eliminaran todas ellas, se elevaría la tributación de Colombia desde el 14% recaudado a la fecha, al 22% del PIB en años venideros, esto es, dispondríamos no menos de $64 billones de pesos adicionales por año.

En gracia de la discusión, para concluir, asumamos que necesitara el país $40 billones adicionales en impuestos para 2019. No considero imposible reunirlos sin necesidad de gravarnos más.

Quizá se puedan alcanzar mediante recortes: 1. En los gastos de embajadas y demás burocracia del Estado. 2. Una reducción prudente de los gastos públicos sociales. 3. Otra reducción en la evasión y la elusión tributarias. 4. La eliminación de algunas exenciones al declarar rentas. Estimo que hay tela de donde cortar.



Este es un medio digital Independiente de expresión libre e imparcial que publica los artículos con las miradas de los autores y el cual no compromete el pensamiento Editorial ni la opinión de Infolocal30.com

Impactos: 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares