¿Crisis financiera en el horizonte? Escrito por Hernán González Rodríguez

El Gobernador de la Reserva Federal de los Estados Unidos, seño Jerome Powell, declaró en una reunión en el Jackson Hole de altos ejecutivos de los bancos centrales del mundo, que la economía estadounidense está marchando bien y confirmó que los incrementos en sus tasas de interés continuarán en el futuro previsible. También les recordó a los expertos y a los inversionistas sobre la fragilidad de algunas economías ante este ciclo de incrementos en las tasas.

Históricamente -advirtió- este ciclo es un factor clave en el precio y la volatilidad de los activos riesgosos e ilíquidos, como son los papeles con ingresos fijos emitidos y comerciados por los países emergentes. Si para algo puede servir la Historia es para prevenir los tres riesgos comentados a continuación en las economías y en los mercados financieros emergentes.

1. Fuga de capitales. Es la causa más obvia y directa. Un aumento en las tasas de interés reduce el margen de dichas tasas entre los Estados Unidos y las de las economías emergentes, aumentando, de paso, el atractivo de los papeles estadounidenses. Si una cantidad apreciable de capital doméstico e internacional emprende la fuga en un corto tiempo, tanto la balanza de pagos como la estabilidad financiera se desequilibran.

2. Fluctuaciones en el precio de los activos. Cuando se aumentan las tasas de interés, se eleva el costo de las financiaciones y se reduce la oferta de capital, causando una caída que puede ser sustancial en las utilidades de algunas corporaciones y en los precios de activos como son sus acciones.

3. Devaluación de las monedas. Finalmente, las fugas de capital y la inestabilidad financiera pueden conducir a la devaluación de las monedas, lo cual puede exacerbar las fugas de capital y la caída en los precios de los activos.

En el pasado, algunas economías optaron por devaluar sus tasas de cambio emitiendo gigantescas cantidades de dinero con tasas de interés cercanas a cero, con el fin de comprarles papeles a los sectores en crisis. Optaron otros por no pagar sus deudas, algo que afecta la posibilidad futura de los países para refinanciarse y para evitar un colapso de sus sistemas financieros.

Conclusión de Powell. Es importante tener en cuenta que la Historia rara vez se repite. Que la economía global ha navegado durante no pocos años en aguas desconocidas después de la crisis financiera global de 2008.

Que los programas emprendidos por algunos bancos centrales líderes, para recoger los dineros emitidos, pueden llegar a funcionarles a medias; mas no en forma perfecta. Después de todo, la marea creciente levantó todos los botes; la liquidez global permanecerá elevada y en niveles sin antecedentes, sin que necesariamente se presente una nueva crisis financiera global.



Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento Editorial de Infolocal30.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares