DUQUE, LA VOZ DE UNA NUEVA ESPERANZA Por: Gonzalo Mejía Córdoba

El que no sabe perder, tiene muy pocas probabilidades de ganar, así se empecine en demostrar su torpeza. Parece ser que esto no lo entiende el “más humano entre los humanos” que aun siendo consciente de la derrota, sigue viendo al triunfador con la sevicia propia de quien sólo se dedica a impedir. ¿Qué se le puede exigir a un gobierno que apenas tiene tres meses de posesionado?.

Sin embargo, él, autoritario, como todo aquel que se siente único, más en este caso cuando representa la voz amenazante de la oprobiosa dictadura del Socialismo del Siglo XXI con su único himno el grito con el que convoca a sus cortesanos a marchar, un grito que es la bandera de la tenebrosa alianza M19 y que encuentra eco en varias regiones por parte de aquellos que la acolitan gritando una “pureza” que tienen manchada por el silencio que guardaron ante el derroche de los dineros públicos por parte del gobierno anterior que dejó al país hundido en la más profunda bancarrota. ¿Y convocaron a marchar tan siquiera una sola vez?.

¿Dónde se oyeron las voces de los Fajardo, de los Robledo, de los Navarro Wolf, de los Claudio y su consorte, del Petro, del Antanas Mokus, de los Armando Benedetti, de los Roy Barreras y en general de todos los que ayudaron a utilizar la palabra “paz” como un manto en el que desde La Habana venían envueltos la intimidación, el chantaje, la sumisión, la miseria, la explotación, la pobreza, la esclavitud, la opresión entre otros, con la complicidad del comandante alias Santiago o “Juampa” como a él le gusta que lo llamen?. ¿Dónde está la protesta solidaria con los hermanos cubanos, nicaragüenses y venezolanos víctimas de esos gobiernos genocidas?. No, parece ser que ese hambre, esa rabia, ese dolor y en general esa tragedia, ni les duele ni les interesa.

¡Ah!, pero son “súper humanos” En medio de esta injusta y calculada protesta acompañada por la astucia oculta de un amenazante zorro malicioso, avanza el gobierno de Iván Duque sin ostentaciones consolidándose como la voz de una nueva esperanza y con la humildad propia del que sabe, viene sorteando las dificultades heredadas de un gobierno nefasto como fue el de Juan Manuel Santos y demostrando que el odio jamás ganará espacio en las instituciones de Colombia y en la mente de los colombianos de bien mujeres y hombres.

Y como complemento, crece el despertar de América que anuncia nuevos vientos en Brasil con el triunfo político de Jair Bolsonero que lo eligió una puñalada en el abdomen porque con ella despertaron el patriotismo del pueblo, con la que no le pudieron sacar el aire. Con este triunfo se apagarán las risas hipócritas y brotarán a torrentes las lágrimas de la derrota y el odio seguirá adquiriendo figura; normal, todo cuerpo se mueve o se estira antes de morir.

Ante este fenómeno, Cuba está ciega y sorda, Nicaragua enmudece, Venezuela está pensativa, cabizbaja y cada día más debilitada. Pero no olvidemos que todo silencio guarda su propia voz y este, en especial ante el fracaso, puede tener oculto el resurgir de los atentados, los asesinatos, las explosiones, las masacres y toda una estrategia de cerramiento sobre todo en Venezuela, porque el objetivo es destruir todo lo que se oponga a que se consolide esa dictadura instaurada hace sesenta años en Cuba iluminada desde El Brasil por el Foro de Sao Paulo, en donde por fortuna, hoy se respiran de nuevo aires de democracia y de libertad.



Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento Editorial de Infolocal30.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares