¿Se está moviendo el Polo Norte? Escrito por Hernán González Rodríguez

En un artículo con la opinión de Consejo Editorial del diario The New York Times, fechado el 8 de febrero pasado, escrito por Rober Beatty, preguntan si acaso el Polo Norte Magnético de la Tierra, el que orienta las brújulas, se está moviendo hacia el este a un paso muy acelerado y ¿si podría esto ocasionarnos una catástrofe mayúscula?

El Polo Magnético es un punto diferente del Polo Geográfico. Es el punto en el cual convergen todas las líneas magnéticas que marcan longitudes en el globo terráqueo y en el cual vive Santa Claus. En la actualidad está situado cuatro grados bajo el Polo Norte Geográfico.

De acuerdo con los científicos, este Polo Norte ha estado siempre en movimiento. Por estos días se está moviendo unos 50 kilómetros por año, lo que representa una pequeña fracción de un grado de los 360° de la circunferencia, pero, así y todo, plantea una tendencia preocupante. Los Estados Unidos y la Gran Bretaña determinan cada cinco años la situación exacta del Polo Norte.

Tanto se han desplazado los polos durante millones de años, que, incluso, se han intercambiado varias veces. Esto se denomina “reversión polar”, lo que causa que las brújulas apunten hacia el sur en lugar de señalar el norte.

El editorial citado afirma que en los últimos 20 millones de años esta reversión o intercambio de los polos se ha repetido entre cada 200 mil y 300 mil años. El último de estos fenómenos se presentó hace 780 mil años, en consecuencia, estamos atrasados para registrar otro nuevo de estos fenómenos. Creen algunos que estas reversiones acontecen de forma inesperada, violenta.

¿Cuáles son las razones para esta reversión de los polos? Sucede que el hierro líquido en el núcleo terrestre, debido a la rotación de la Tierra, emite corrientes magnéticas que salen al exterior y se dirigen por el espacio hacia el polo magnético sur.

¿Cuál es la catástrofe mayúscula? Sucede que las corrientes magnéticas que viajan del Polo Norte hacia el Sur nos crean el “escudo magnético de la Tierra”, el cual nos protege de la radiación solar elevada, como la producida por las grandes llamaradas solares, radiación que bien puede dañar los satélites terrestres y afectar nuestras redes eléctricas. Cualquier modificación en tal escudo podría ser catastrófica, porque la radiación solar nos golpearía directamente.



Las Opiniones de los  autores de los  artículos no  compromete  el  pensamiento  editorial  de  INFOLOCAL30.COM   

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shares